Estimulación temprana y psicomotricidad

ESTIMULACIÓN TEMPRANA

Es la Intervención en la primera etapa de la vida con niños que presentan alteraciones sensoriomotrices y/o cognitivas con el fin de facilitar el desarrollo motor normal y la adquisición de prerrequisitos básicos de aprendizaje. Se utilizan técnicas de estimulación de sistemas sensoriales básicos y del desarrollo perceptivo-motor, facilitación de movimientos activos y de la independencia del niño mediante su participación en el juego y en las actividades de la vida diaria. La herramienta de evaluación y de tratamiento parte de los hitos evolutivos normales del niño y este tiene que empezar lo antes posible.

Principalmente está dirigido a niños desde el nacimiento a los primeros años de vida que presenten:

  1. Trastornos genéticos que lleguen a dificultar el desarrollo normal.
  2. Deficiencias orgánicas, físicas y/o biológicas.
  3. Enfermedades congénitas o adquiridas que interfieren en el desarrollo normal.
  4. Alteraciones del período pre, peri o posnatal.
  5. Niños que presenten riesgo psicosocial

PSICOMOTRICIDAD

Conjunto de técnicas dirigidas al niño cuyo objetivo es el desarrollo de las posibilidades motrices, expresivas y creativas a partir del cuerpo pudiéndose elaborar con ello una serie de actitudes y aptitudes que influirán en el aprendizaje y el comportamiento, así como en la relación con los demás y el entorno, favoreciendo la integración sensorial y social. La prueba de evaluación del balance psicomotor utilizada es el Pick-Vayer y una valoración psicomotriz. Este tratamiento está recomendado a niños con:

  1. Deficiencias físicas.
  2. Deficiencias mentales.
  3. Enfermedades degenerativas.
  4. Deficiencias sensoriales.
  5. Intervención como pevención.